16 de diciembre de 2009

14 mil millones de años



La edad del Universo es de aproximadamente 14 mil millones de años. O al menos es la que creemos que ha transcurrido desde el último “Big Bang”, si admitimos la teoría de un Universo de existencia “permanente”, con continuos “Big Bang” y “Bing Crunch”. Cómo digo, unos 14.000.000.000 años…

Tantos ceros se me escapan… Y es que yo tengo la consciencia de lo que tarda una cintura morena en cruzar la calle, del tiempo de un café en buena compañía, lo que dura una mirada profunda que se adentra en tu interior, de las décimas de segundo que transcurren en una sonrisa redonda, de los minutos que se lleva una canción que te acelera el corazón, de las horas que pasas en un Ironman… del tiempo que tardas en volver a volver. Esos momentos son los que miden el tiempo, y no al revés.

Y es así. Debiera ser así: Te voy a dar un beso de 3 sonrisas redondas, voy a correr durante 15 canciones, voy a tomar un café de 5 miradas profundas, voy a escaparme durante 7 Ironmanes, me enamoró durante 1 cruce de calle de cintura morena, y así tantas cosas… Pero no tienes momentos que midan 14x10 elevado a 9. No puedes imaginar ese tiempo…

Pero la materia y energía oscura está ahí, te atrae, no la ves pero sientes su tremenda fuerza gravitacional, la del 90% de la masa del Universo, y entonces piensas en el origen de todo, en ese momento, y en este momento, en lo poco o mucho que duran esos momentos, infinitamente cortos o infinitamente largos…
Y es que el espacio y el tiempo se expanden con el Universo, y por eso es tan difícil atrapar el tiempo, y quisieras al menos poder congelar algunos momentos, algunos momentos de sonrisas redondas…

Big Bang

13 comentarios:

julito dijo...

fiebre alta ???

Clemente Alonso McKernan dijo...

buena entrada! (media canción -pale blue eyes que puso atalanta-, pero buena igualemente)

davidiego dijo...

hay sonrisas redondas que duran para siempre y miradas inocentes que miden lo que una de las sonrisas anteriores.

Esperanza dijo...

Qué bonitas estas palabritas que has escrito, no?

Nacho Cembellín dijo...

Claro, claro, coooooo, co coco cococooooooooooooo.... a este no le puede decir ¡La gallina!, por eso de que tu eres la gallinita ;-) No te joe.

akela-mae dijo...

Lo que hace el frío .... lelna el corazón de calorcito ¡¡precioso artículo!! preciosas palabras y deseos.

Besicos.

Atalanta dijo...

Puta casualidad... pero había entrado desde mi blog y estaba escuchando "Pale Blue Eyes" que decía Clemente, mientras te leía... Y FUNCIONA. Pruébalo. Poética entrada, Enrique. Bonita de verdad. Lo que dura su sonrisa en mi almohada, mi nueva medida de tiempo.

Xocas dijo...

Caramba, como sube el nivel blogueril por momentos, vamos, de abrazo en abrazo.

Myrik dijo...

Huyyy, con este tipo de entradas creo que me voy a pasar por aquí a menudo.
Me ha encantado, Vasco!!

Un besote.

edecast dijo...

Julito: Es la medicación que estoy tomando. Me crea estos extraños éstados ;-)

Fliying Doc: Thanks Clemente, thanks. Escucharé la canción si mi pobre inglés me permite entenderla.

Davidiego: Las hay, a veces las encuentras y las recuerdas para siempre...

Esperanza: Thanks (aunque no sé si me lo dices con "segundas", como siempre nos estamos "disparando" ;-) Pero gracias.

Nacho: Celoso. Y envidioso. ;-)

Akela: Muchas gracias compañera del metal, muchas gracias ;-)

Atalanta: Ahora me paso por tu blog, a ver si pillo la canción.
Gracias por los cumplidos ;-)
Está bien tener nuestras propias medidas del tiempo, ser nosotros los que digamos lo que duran las cosas, que no sea el tiempo el que nos marque la vida...

Xoca: Aupa compañero. Gracias también.

Myrik: Todo un piropo. Todo un piropo ;-) Gracias. Otro muak que va para allá

Dani dijo...

Es todo cuestión de saber medir el amor. Entonces 14000 millones de lo que sea no te parecerán tanto

Francisco Castaño dijo...

Vaya que entrada, me ha gustado.

Nos vemos.

edecast dijo...

Dani: Razón tienes. Pero yo no tengo tanto amor...

Francisco: Visto hemos ;-)