2 de febrero de 2009

Si Marchante puede y no es de Bilbao...

Dice el Chulo que lloro mucho. Y reconociendo que soy un hipocondríaco quejica no lloro ni un tercio de lo que el Chulo Gruñón lo hace. Vamos. El señor nos ha dado los posts con el virusillo ese que se le había colado en la tripa, hasta que lo ha matado. Amén, descanse en paz el hijoputa del virus… Envidia sana por mi parte de que lo haya podido matar.
La salud es lo primero. Hasta que no te falta no sabes lo valiosa que es, pero bueno, como dice La Barbie: Si nos queremos curar, nos curamos, es el “poder de la mente” (es que la Barbie lee mucho, y siempre está con teorías de éstas, es buen chaval, lo único que lee mucho y todo lo mezcla… ;-)
Pues eso, que después de unos meses de oír que a uno le ha tocado una de esas enfermedades “patoalavida” sigo intentando que la medicación controle los daños colaterales, pero parece que aún no han dado los médicos con la poción mágica.
Yo estoy convencido de que la poción mágica sería una Primitiva de unos 20 milloncitos, y el consiguiente retiro en un lugar tranquilo de la costa de Málaga (por ejemplo)… pero hasta que llegue ese día seguiré probando con la Pentasa, el Claversal, los corticoides, etc…
Pero si Marchante, sin ser de Bilbao, convive con la colitis ulcerosa aspirando a estar en primera línea en una de las Grandes Vueltas, yo que si soy de Bilbao, lo tengo mucho más fácil… Y además otros lo tienen mucho más difícil con otras enfermedades crónicas mucho más jodidas.
Pues eso. A ver si La Barbie tiene razón con el "poder de la mente". Y la bruja del Chulo con lo de las 09:30 en Zurich ;-)
Y por cierto, Chulo, no he llorado con lo de mi pierna. Otro día le dedico un post.

Foto: Agencia EFE

12 comentarios:

Mildolores dijo...

20 kilitos no solucionan todo, pero pueden dar un pequeño respiro.
Mejor cúrarse bien.
Ánimo.

Francisco Castaño dijo...

Yo tambien prefieo curarme bien, aunque los 20 kilos me vendrían de miedo.

Isadora dijo...

Ostras vasco, que he ido a investigar sobre esto que te pasa y la colitis de los mojones es algo serio.
Así que, si hay que tomarse unas pastillitas al día de antiinflamatorios e inmunoreguladores, pues SE TOMAN.
Y punto.
Y tan contentos con la enfermedad controlada y dormida.
De esta manera no habrá excusa para darle al rodillo, y venga rodillo y venga rodillo, y toma carrera y dame piscina.
Es decir... a estar como siempre vasco.
Como siempre.
Ya verás.
:)

Nacho Cembellín dijo...

Veis como está enamorado de mi que no deja de mentarme en tooos los post que cre... oye, que yo lo entiendo, dicho sea de paso.

Si, si, leo mucho y lo mezclo todo pero para algo que confirmas de todo lo que te cuento creo que no me inventé nada, c´est vrai?, mon amoir.

davidiego dijo...

eso eso, 20 kilos más y 4 kilos de menos, iba a andar yo como un avión..

lover dijo...

Enrique no lo niegues.LE TIENES PASION AL NACHETE

Macario dijo...

Pues, como bien te dicen, a tomarse las pirulillas y a cuidarse.

Macho, es lo que tiene doblar la curva de los 40, empiezan a salir los "ruiditos". Te lo dice uno que se está "cuarteando".

Ramón Doval dijo...

Avisa si el doc te receta los 20 kilitos (aunque sean de pelas). No hagas caso al Maca en lo de los 40, que ya verás a los 44...
A mí ya me ha dicho el médico que un ironman, los sábados, con los amiguetes, vale, pero nada de deporte en serio (menos mal que no habla inglés).

Ishtar dijo...

Vaya tela... ¿pero hay alguno sano??. Como tú dices, si Marchante puede... lo mismo pensé yo de Federer, Raña, Murua y Berasategui con la pequeña parte de pupitis que me toca.

En fin, pues salud para todos, que lo demás, en realidad, tampoco importa mucho mientras estemos sanos...

Besicos y ánimo!

edecast dijo...

Zenkius a todos, compañeros ;-)

Ramón Doval dijo...

Es con "c", burro: Cenkius.

edecast dijo...

Ramon: No sé como lo haces pero siempre me arrancas una sonrisa. Dicen que sonreir alarga la vida, así que te deberé unos cuantos años de vida... Y a otros bloger@s también ;-)