19 de marzo de 2008

Regalo día del Padre: Teletrabajo

Soy afortunado. Hace tiempo comentaba por aquí que participaba en una experiencia piloto de teletrabajo en mi empresa. Ya han pasado 6 meses de aquello y en teoría este piloto tocaba a su fin. Andaba yo replanteándome la posible nueva situación, y haciendo cábalas y cuadres (tiempo-entreno-familia-trabajo-tiempo) cuando acabo de recibir la buena noticia de la prórroga de 3 meses más de este piloto.
Esto me permitirá seguir con la misma planificación “personal” hasta prácticamente el Ironman de Austria. Después confiemos en que este piloto se pueda consolidar como una forma más de trabajo en la empresa, al menos para determinados perfiles y puestos, y en su caso con diferentes porcentajes de tiempo en oficina/casa.
El teletrabajo es un tema para el que se necesita una apuesta comprometida por parte de la Dirección de la empresa, y de los teletrabajadores, y en este caso tenemos la suerte de estar en ambas tesituras (el análisis cuantitativo/cualitativo de la experiencia hasta el momento es excelente). No soy yo de hacer roscas a nadie (los que me conocen saben que todo lo contrario, incluso demasiado espíritu crítico) pero en este caso "chapeu" para el/los “responsables” de esta iniciativa. Ellos saben quienes son.
Así que no podía tener mejor regalo del día del padre. Sin duda no hay mejor regalo que se le puede hacer a un padre que el tiempo ;-) Si además es un padre corricalari pues aún con más razón. Ya solo me falta un patrocinio para la ropa de competición: “red.es, avanzamos contigo” ;-)

4 comentarios:

Nacho Cembellin dijo...

De lo del sponsor dame tiempo...;). tio me alegro por ti, ya te lo dije ayer. No hay nada mejor q el tiempo para uno mismo.

robert mayoral dijo...

pues nada a sacarle partido a ese tiempo...pero no te pases mucho conmigo en Austria!!

Inmaculada dijo...

Me das envidia sana!!! que suerte poder disfrutar de la familia, y del deporte mientras se trabaja.

un abrazo

Ishtar dijo...

¡¡Enhorabuena!!!, ¡¡qué notición!!! :-).

A ver si aprenden el resto. Bueno, con que aprendieran solo a respetar los horarios, ya se ganaría mucho, muchísimo...

Besicos!